lunes, 5 de septiembre de 2016

Muttart Conservatory: Naturaleza viva de Edmonton



Por Nila Capetillo Casanovas 
Tocar con nuestra mirada el entorno donde se conservan algunas  plantas representativas de todo el mundo, proporciona un inmenso regocijo para el alma, al estar rodeados de una belleza admirable, protegida  en elevadas pirámides  de vidrio , en   el  Muttart Conservatory en Edmonton, Canadá. Estas  instalaciones  se encuentran ubicadas en el Valle del Rio Saskatchewan del Norte, cuyas aguas corren a los  pies del centro de Edmonton, capital de la provincia de Alberta. Desde lo alto de la urbe se observa el inmenso valle precisamente en ese contexto, distinguimos un  particular escenario, con su color pastel, espectacular arquitectura  y obras de ingeniería civil, puentes y carreteras enlazan múltiples destinos.  Frente a esta postal de ensueño, sobresalen  los picos de cuatro pirámides, en tres de ellas habitan más de 7oo especies de plantas.  Bajo condiciones  óptimas,  brotan firmes los troncos y raíces de estas especies procedentes de zonas áridas, templadas o tropicales, que  permiten adentrarse en ecosistemas diferentes,  mientras que la cuarta pirámide se utiliza para temas de horticultura que rotan cada cierto tiempo, todo en un ambiente propicio a pesar de las variaciones de la temperatura exterior.Elevadas palmas, matas de plátano, muralla, helechos, orquídeas  recuerdan el Caribe, la América Central y Sudamérica; impresiona la belleza de las especies que crecen en  la Pirámide Árida, que irradia un ambiente muy distinto por su contraste menos verde  con el resto, pues nacen estos ejemplares  exóticos en zonas desérticas o semidesérticas de América del Norte, África y el Mediterráneo, sin importar el clima. La visita  a este Conservatorio, deja en mi  huellas para recordar, contemplando desde un banco la exuberancia del trópico, el frio del Norte de Canadá  o la aridez del Sahara, recostada  a una de las paredes de piedras con sus enredaderas adheridas, de pequeñas hojas e intenso verde o paseando frente a  una escultura de mujer acostada sobre uno de los jardines... 
 Aquí sobreviven hermosísimas especies, muchas exóticas, se distingue en este  lugar la llamada flor ave del paraíso,  la vida humana tiene en muchos lugares la oportunidad de poder apreciar  con paz cuanto olor grato recibe el corazón. Todo no termina  aquí, el Muttart Conservatory ofrece la grata oportunidad de recorrer  bien sea en bicicleta o a pie, los senderos o calles  que rodean la instalación. En esta zona 
también hay casas de familia, espacios muy hermosos con parques que bendicen también a la Comunidad,  abrazada por la zona verde del Saskatchewan del Norte, con  gran cantidad de árboles que  se extienden por todas partes, mientras una gran alfombra verde  recibe cada año más de 25 festivales de todo tipo.