sábado, 3 de marzo de 2012

La fe que habita en mi: Feria Internacional del Libro Cuba 2012 Por Nila Capetillo






FERIA INTERNACIONAL DEL LIBRO CUBA 2012

Por Nila Capetillo Casanova
Buenas tardes…Me complace  en  esta ocasión compartir  con ustedes estos minutos en la Feria Internacional del Libro Cuba dos mil doce.  Gracias  a la Consejería Cultural de la Embajada de España en Cuba por  invitarme a este encuentro. El nombre de este conversatorio  es  muy inspirador para mi: ' La importancia de editar en España' . Pensé mejor decir:  La importancia de editar en España  y presentar el libro en Cuba.
Bajo el título  Su amor me importa,  he terminado un Manuscrito que por supuesto tengo la inquietud en mi corazón cada día de que esa Historia  se convierta en libro. Y aquí estoy  para presentarles un adelanto de algunos temas de esta obra. Ha sido muy gratificante para mí dedicar tiempo a escribir estas páginas  con  episodios de  la vida de personas  victoriosas al ganar la batalla de las dificultades. Mujeres y hombres incluso con accidentes de trabajo doloroso que continuaron sus vidas haciéndole frente a la adversidad.  No se detuvieron en la tragedia sino que  aceptaron el presente que les tocó vivir para seguir adelante.
Hace tiempo dibujé  trazos en mi mente para encaminar las ideas cuando deseé  hablar de episodios marcados por una severa enfermedad en mi  niñez, una infancia  que pudiera llamarse afortunada.   A pesar de no  haber nacido en cuna  de oro, un día  me hice las siguientes interrogantes: ¿Por qué  luego me tocó vivir  en la juventud, cuando tuve mis hijos  en condiciones de pobreza?  ¿Dios se había olvidado de nuestras necesidades en esos momentos tan duros? ¿Por qué  éramos pobres? A partir de mis 30 años,  con más fuerza  me hice  estas y muchas más preguntas  que se dispararon  desde mi corazón, salían  tan rápidas como las flechas  del guerrero que  iba con su armadura y su casco, el escudo y la lanza  contra el enemigo en una larga batalla.  Decidí  dejar estos   testimonios dedicados  a la memoria de mis padres buenos,  a los humildes barrios obreros de Portocarrero y  Pepe Hermoso,   localidad ubicada en la periferia de la capital cubana en el centro sur, hoy llamada  toda esa zona Mantilla, de la que dicen  ‘barrio pobre de chicos ricos’,  sugestivos nombres, ligados a mi existencia  hasta el presente. Historias de familia  que pensé  pudieran resultar de interés a  diversos lectores.  Una serie de  episodios  propios que  exhortan en particular a    aquellas mujeres afligidas   a comprender y aceptar  limitaciones de  todo tipo, y demostrar a la vez que la acción de  fe en un Dios real  sin idolatría, nos lleva a vencer  pruebas difíciles. El corazón con fe tendrá la certeza de lo que  espera.
¡Que hermoso son todos mis días en el Señor¡ cuando veo el sol radiante, los ríos correr con el tesoro del agua que bebemos, con la que cocinamos, contemplar   los peces que nos alimentan o nos recrean . Mis días son extraordinarios cuando miro los niños de mi país ir a sus escuelas aseados, con su uniforme color marrón y blanco, caminando sonrientes de la mano de sus padres o solos sin correr el peligro de un secuestro, con la bendición de Dios sobre sus cabezas. Al repasar estos momentos recuerdo a la maestra que me enseñó las primeras letras en el Hospital Ortopédico de la Habana donde había un aula para los niños ingresados.  Me convierto de nuevo en la dueña de aquellas muñecas de trapo y las  casas de juguete con todo el mobiliario en miniatura que me regalaron el Día de reyes en el Hospital.  Casas hechas de metal y pintadas primorosamente ¿Te atreves a negar que esos  recuerdos no  sean la maravilla de la edad temprana?
En mi   escrito   No hay  palabras rebuscadas ni términos que resulten incomprensibles, para que la gente que aún vive sin esperanza, sepa que todavía  tiene la oportunidad de ser un vencedor, concientes que debemos darnos  un chance,  apartar  toda tristeza de nuestras almas , porque siempre habrá tristezas dentro de nosotros, cada día tiene su propia fatiga. Vivamos  la  Fiesta del Corazón, la fiesta de la Verdad.
Dios no escribe sobre el hielo,  Dios escribe derecho sobre renglones torcidos. Comparto el criterio de la escritora Mary Baker Eddy cuando dice que ‘La belleza, la riqueza o la fama son incapaces de satisfacer las exigencias de los afectos, y nunca debieran tener preponderancia   sobre las exigencias superiores del intelecto, la bondad y la virtud. La felicidad es espiritual, nacida de la Verdad y el Amor. No es egoísta; por lo tanto no puede existir sola, sino que requiere que toda la humanidad la comparta. El afecto humano no se prodiga en vano, aunque no sea correspondido. El amor enriquece nuestra naturaleza, engrandeciéndola, purificándola y elevándola….porque el amor sostiene al corazón que lucha, hasta que cese de suspirar por causa del mundo y empiece a desplegar sus alas para remontarse al cielo’. He tenido una vida en victoria, cuando digo victoria  me refiero a la paz interior que solo la logré cuando conocí al Dios de la Victoria. No dejemos que escape de nuestro corazón el amor.
Este no es un libro de teología ni tampoco me lo he propuesto. Pero intento hacer un homenaje  a  Jesucristo, quien  levantó  mi cuerpo  de la desesperanza.   Soy una mujer agradecida por lo que he vivido, por mi Familia,  mi trabajo, mi voz, mis canciones, mis vecinos, mis enemigos. He soportado  difíciles circunstancias personales  y  profesionales. La perseverancia me hizo llegar  a la meta,   con  el agradecimiento a  Jesús por su impacto en mi Familia, por  lo que he vivido, desde  una mirada  como madre y periodista. A  aquellas mujeres que por una u otra razón no  las hayan tenido en cuenta en muchos aspectos no interesa,  las ha tenido en cuenta Dios. Yo pienso como pueblo  que estamos necesitados  de un cambio radical en nuestro comportamiento no por un día, sino para siempre en diversos aspectos: ser fieles en el matrimonio, en la amistad, no murmurar del vecino, ayudar al prójimo, trabajar honradamente para ganarnos la vianda,  porque  hay manifestaciones que lastiman: vicios, drogas, alcoholismo, personas que quitan la alegría a otros, Dios conoce estos males profundos  y nos exhorta a librarnos de esa vida fuera de control. He tenido la fortaleza para dar el Primer paso, hay que dar el primer paso, pero no se siente uno bien cuando está a la espera de que va a suceder en realidad con lo que tienes manuscrito. España, es una puerta que ha estado abierta  para escritores de Latinoamérica incluidos  cubanos  que han tenido esa gran oportunidad. Cuando se habla de  una larga tradición  en la calidad de las ediciones y por supuesto el dominio del español España  ocupa el primer lugar. Esta es la fe que me animó para llegar hasta aquí. Durante años he seguido  algunas publicaciones  editoriales españolas  que tratan diversos temas.  Es sabido que Cuba afronta   serias carencias  de papel,  y por supuesto se  garantizan  los libros de texto para los centros de enseñanza del país y otras prioridades.  Realmente no es fácil editar un libro aquí con las carencias materiales existentes,  yo ni siquiera tengo impresora. Pero yo no vine aquí a lamentarme sino a mostrarles mi fe de pensar que algún día voy a ver editada mi historia para que la conozcan los cubanos y todas las demás personas a las que puedan llegar estos episodios. . Somos humanos, y no escapamos alguna vez,  a tener incertidumbre sobre si un proyecto que cuesta sacrificio, porque es la creación, años escribiendo, noches y madrugadas, para después ir a trabajar, ocuparte de las labores de la casa como Jefa de Hogar,  sin saber si  lo que propones interesa, además de   no saber el destino que tomará  lo que has escrito.
Pensé en España porque  significa que tu libro va a tener un excelente manejo del español y calidad de impresión,  llegará  a muchas personas que hablan nuestra lengua,  y conozcan  a través de nuestra propuesta,   que aunque se la pase mal,  no fue un esfuerzo perdido.   Pero siempre se debe tener una esperanza,: Sin renunciar a  editores y escritores que dominan la lengua española en países de Latinoamérica y Norteamérica España es una excelente  plaza, De las editoriales de España actualmente estoy  repasando  el best seller  Oh Jerusalén,  de Dominique Lapierre y Larry Collins,  (investigar y  comprender parte del conflicto entre Israel y Palestina) otro es Historia  del la prensa Iberoamericana; un Cuaderno dedicado al espacio público, ciudad y conjuntos históricos,  que compila una serie de importantes artículos de  varios autores. De la actualidad por ejemplo me gustaría leer ¿Dios es ira o Dios es amor? y  Los pobres de William T.Vollmann  este último muestra las opiniones de ciudadanos de distintos rincones del mundo, con respuestas  encontradas. Sólo vi los anuncios en Internet, yo no los he leído, se aceptan donaciones.
Si agua no llueve, maíz no crece, por eso    tengo la esperanza en editar en  España y  hablar del libro ante el público cubano. Muchas gracias. Y que Dios  bendiga a sus familias.
11 de febrero 2012